martes, 4 de diciembre de 2012

FACTORES AMBIENTALES


Los factores ambientales inciden directamente sobre el rendimiento psicofísico, al actuar sobre la concentración y la relajación del estudiante y crear un ambiente adecuado o inadecuado para la tarea de estudiar.

 Lugar de estudio
El mejor es tu habitación personal, a la que debes procurar dotar de las condiciones de iluminación, silencio, temperatura, ventilación, etc. que favorezcan tu sesión de estudio. Si esto no es posible, busca una biblioteca lo más silenciosa posible, siempre la misma.
 


Temperatura
Debe oscilar entre los 18 y los 22 grados centígrados. La distribución del aire debe ser homogénea. La habitación no debe muy calurosa o muy fría.

Silencio


Procúrate una habitación sin ruidos en la que no seas interrumpido ni molestado. […] Aléjate de al sala, del teléfono y de todo cuanto implique conversación, pues los ruidos con sentido distraen más que los ruidos sin sentido. […] Si el nivel de ruidos ambientales (carros, reuniones, fiestas) es demasiado elevado y no puedes hacer nada para evitarlos, procura disminuirlos utilizando tapones en los oídos o poniendo la música ambiental recomendada.




¿Estudiar con o sin música?
La música vocal actúa como un distractor externo al concentrar sobre ella la atención del estudiante, que sigue la letra de la canción.
 El volumen de la audición ha de ser bajo, inferior incluso al de la música ambiental.

Iluminación
La iluminación más aconsejable es la natural; aunque a veces se necesita la artificial. Debe estar distribuida de forma homogénea y han de evitarse tanto los resplandores como los contrastes de luz y sombra.

Lo ideal es que combines la adecuada iluminación general de tu habitación con la iluminación local de una lámpara de mesa de unos 60 vatios como mínimo, que ilumine directamente lo que estás haciendo.
En los derechos o disestros la luz debe entrar por la izquierda y, en los zurdos, por la derecha.

Mobiliario y postura
La mesa debe ser bastante amplia, con lo que evitarás interrupciones para buscar material. La altura ideal de la mesa debe estar en relación con la altura de la silla y la del estudiante/a, de forma que las piernas formen un ángulo recto y los pies descansen en el suelo.
 La silla debe tener una altura que permita mantener los pies en el suelo, las rodillas dobladas y las piernas formando un ángulo recto. 
Cerca de la mesa debes tener una pequeña estantería; en ella debes reunir los libros, cuadernos, apuntes y diccionarios que utilizas a diario.
La mejor forma de estudiar es sentado en una silla, junto a una mesa proporcionada, con la espalda recta, las piernas formando ángulo recto, los pies en el suelo, los antebrazos encima de la mesa y la cabeza y parte alta de la espalda ligeramente inclinadas hacia delante. Se debe huir de las actitudes demasiado cómodas.
La distancia ideal entre los ojos y el libro es de unos 30 cms., manteniéndose éste perpendicular a la visual. La utilización de un atril, o, en su defecto, una pila de libros para apoyar el libro de estudio, disminuye la fatiga y facilita el mantenimiento de la postura correcta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada